+34 93 302 74 45 hello@qrcode.es

Vamos viendo día a día más aplicaciones de QR-Codes en distintos entornos y soportes. Cada vez son más las empresas que se atreven a usar QRs en acciones y campañas. Y esto es sólo el principio creednos.

Uno de los «errores» más frecuentes al utilizar un QR es no decir qué hay en el mismo, qué voy a obtener si lo capturo. ¿Es un video, un sorteo, un catálogo?

El «efecto misterio» o curiosidad puede tener sentido en  contadas ocasiones, pero en ningún caso debe ser la norma. ¿Os imagináis slogans del tipo: «Llama al 902 xxx xxx y te sorprenderemos» en todas las revistas?

No nos gusta poner «anti-ejemplos» porque las empresas que se arriesgan a innovar merecen todo nuestro respeto, pero abundan los anuncios en los que el QR-Code aparece tímidamente en una esquina sin ninguna explicación.

En ocasiones un literal cerca del código indicando «Captura y escucha la canción» o «Captura y mira el trailer» ayudaría al lector a decidir con criterio si le interesa o no el contenido del QR y probablemente mejoraría la experiencia y el número de capturas. Los call-to-actions deben enunciar la propuesta de valor de forma claro y directa.

No creemos que los lectores se sientan como Brad Pitt en Seven y griten «¡¿Qué hay en el QR?!» empuñando su smartphone, pero a veces no estaría de más alguna pista.

Comparte este post

Share this post with your friends!