+34 93 302 74 45 hello@qrcode.es

En varios comentarios/mails de este blog y en algunas de las charlas que hemos dado nos han realizado la misma pregunta. ¿Tienen algo que ver los QR-Codes con la realidad aumentada?.

 

Después de «improvisar» alguna respuesta, documentarnos y pensar sobre el tema hemos llegado a las conclusiones que hoy publicamos a continuación. Ladies and gentelmen…

Volvemos a la pregunta «¿Tienen algo que ver los QR-Codes con la realidad aumentada?». Nuestra respuesta es sí.

Entendemos por realidad aumentada (AR) como el conjunto de recursos que permiten al ser humano, en tiempo real, recibir e interactuar con información ni percibida ni procesada por sus sentidos mediante dispositivos externos de captura de la realidad (ej. cámara de smartphone o gafas especiales) y unidades de procesamiento y conectividad externos (ej. smarthpne).

El recurso más extendido es la superposición en tiempo real de capas de información a la imagen capturada por una cámara y mostrada en una pantalla (Ex.: Layar) .

Algunas de las principales aplicaciones según wikipedia son:

  • Publicidad – Guías, promociones, etc.
  • Entretenimiento – Ej. juegos en red en el mundo real
  • Apoyo en la realización de tareas complejas – Ej. reparación de un motor
  • Soporte en la conducción/navegación – Ej. navegando con un velero
  • Aplicaciones industriales – Ej. control de almacén
  • Tecnología militar
  • Arte
  • Arquitectura y museística
  • Educación – Ej. escuelas de medicina

Creemos que hay casos en que los beneficios y la adecuación de la realidad aumentada son incuestionables, pero en lo que se refiere al uso masivo de la misma tenemos ciertas dudas.

Dudamos que la fiebre de las grandes empresas de desarrollar aplicaciones basadas en realidad aumentada aporte algo más que el efecto «wow!» (más que suficiente sobre todo en los que buscaban la novedad por la novedad).

La interacción del ser humano con el teléfono móvil sólo ha traído sorpresas a los expertos en negocios, marketing y usabilidad. ¿Quién pensaba (y puede documentar) que los SMS iban a tener tanto éxito cuando aparecieron? Se ha desarrollado una habilidad de escribir con 12 teclas gran velocidad. Se ha creado un lenguaje ad-hoc!

Nuestra apuesta es un futuro en el que los humanos no usaremos la realidad aumentada para ver dónde está la oficina de «la Caixa» más cercana. Los mapas (con ayuda de la tecnología para orientar los mismos) son más prácticos. Acaso no es más práctico seguir una flecha que caminar con el teléfono a la altura de los ojos con los  riesgos añadidos de tropezar, ser robados, parecer robocop o peor, los tres a la vez.

Aroundme es una excelente aplicación que integra servicios de directorios de servicios geolocalizados y que se complementa una pantalla de realidad aumentada que ayuda a encontrar por ejempl

o, el restaurante que hemos encontrado en el directorio.

No debemos confundir realidad aumentada con información servida en base a la geolocalización del usuario. En el caso de Aroundme el directorio es información «geocondicionada» y con la cámara interactuamos.

Algunas de las ventajas de los QR-Codes sobre las interfaces de realidad aumentada son:

  • los QR pueden ser vistos por el ojo humano y selectivamente podemos interactuar de forma sencilla.
  • una aplicación nos sirve para leer todos los códigos
  • podemos saber de antemano qué hay en el código que vamos a capturar con información impresa alrededor del mismo (Ej. Captura y mira el video)

Algunas ventajas de la realidad aumentada sobre los QR:

  • permite superponer información virtual sobre imagenes capturadas en tiempo real con la cámara mediante un software para cada caso

Si algo hemos aprendido a lo largo de estos casi 20 años de cambio constante es que lo sencillo (aunque internamente sea complejo) acaba imponiéndose y las interfaces de realidad aumentada distan mucho de ser sencillas.

 

El futuro acaba siendo siempre un escenario ecléctico, donde acaba imponiéndose lo mejor de cada tecnología combinado con lo que esta por venir.

¡Viva la realidad aumentada! ¡Viva los QR-Codes!

Comparte este post

Share this post with your friends!