+34 93 302 74 45 hello@qrcode.es

Los fenómenos de creación de masa crítica son clave en la cultura de red y base de tantos proyectos y modelos de negocio.

Los QR-Code no son la excepción y necesitan de esa masa críticas de usuarios, terminales y contenidos para tener sentido. Se está alcanzando internacionalmente de forma lenta pero, como hemos apuntado alguna vez, con un crecimiento exponencial

Desde que publicamos el 1er post en Julio de 2007 la barreras estructurales han ido cayendo una tras otra:

  • No hay standards. Se hablaba de los Datamatrix que parece que acabarán relegados a funciones logísticas (que no es poco importante) y de códigos propietarios que sólo han añadido ruido y confusión a la conversación para intentar ganar un puñado de dólares.La apuesta de Google, Youtube o Twitter por los QR-Codes lo han convertido en el standard «de facto».
  •  No hay móviles preparados. En nuestras primeras charlas apenas había entre el público personas con dispostivos con cámara y ópticas aceptables para escanear QR-Code. Habéis visto el último catálogo de The Phone House¿?
  • No disponibilidad de lectores. Recomendábamos y recomendamos i-nigma por ser el lector disponible en el mayor número de dispositivos, pero aún así no siempre estaba disponible o la descarga no era ágil.En la actualidad hay casi 1000 lectores disponibles y gratuito en las distintas plataformas de descarga de Apps.
  • Tarifas internet móvil no son asumibles. Los estudiantes ya tienen internet en el móvil y hay tarifas de datos más que competitivas.

¿Y cuándo despegará todo esto? Es una de las preguntas que más nos hacemos y más nos hacen. Hacer predicciones es muy difícil, y más aún sobre el futuro, pero hoy nos vamos a mojar.

La creación de las masas críticas puede producirse sumando pequeños adeptos a una causa/proyecto/servicio o mediante grandes oleadas.

Hasta el momento pocos grandes jugadores han hecho apuestas fuertes o dado usos muy visibles para convertir los QR-Codes en un recurso main-stream. Está siendo una suma de muchos pequeños (primero) y pocos grandes (después).

El % de conocedores de los QR-Codes es a día de hoy bastante bajo (incluso entre profesionales que deberían saber qué son desde hace ya tiempo).

Dime cuando, cuando, cuando… Creemos que habrá un día (no muy lejano) en el que Facebook incorporará en la página del perfil de cada uno de sus más de 600M de usuarios un QR-Code con el estado, o enlaces de «Me gusta», o «Añadir como amigo», etc. Y ese día la masa crítica se creará de repente y la curva exponencial marcará un % de conocedores del recurso que catapultarán su uso.

Podemos estar equivocados, pero lo preferimos al «yo ya lo decía» 😉

Comparte este post

Share this post with your friends!