QR-Codes en el metro, el contexto.

metro

Una vez más vemos QR-Codes en espacios públicos, en este caso en el metro (L4 Urquinaona, Barcelona).

Zonas de espera como el andén del metro son idóneas para campañas basadas en códigos QR, pero sin una estrategia detrás tienen poco sentido.

  • En zonas de cobertura. Aunque la expansión de las zonas 3G/4G  es constante aún hay zonas con difícil acceso a internet por lo que siempre debemos asegurarnos que el punto de captura dispone de acceso a internet.
  • Propuesta de valor interesante. Hay que ir más allá del “Visite nuestra web”. Teniendo en cuenta el contexto de la captura (cuándo+dónde) y el potencial de  los QR se pueden pensar acciones con un alto “engagement”/enganche.
  • Tamaño adecuado. Aunque el QR sea “grande”, eso no garantiza que se pueda leer. Hay que pensar antes de colocar QRs en espacios públicos si la distancia del usuario con el QR va a permitir su lectura.
  • Medir, medir y medir. Medir el resultado (siempre)

En la foto que publicamos hoy todos los anunciantes de la valla han incluido el QR a un tamaño suficiente para ser capturado desde el otro lado de la via (cosa que raras veces ocurre) y cada uno lo ha usado de una forma distinta.

Hay enlaces a URL simples, tarjetas vCard (en este caso no se leen) e incluso links a su posición en Google Maps.

Si bien en la mayoría de los casos los usos son un poco elementales esperamos que sean exitosos y que esta innovación para pequeños anunciantes sirva de aprendizaje para futuras campañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *