El lector de QR-Codes definitivo

qr_ultimate_bann.jpg

Desde que iniciamos la publicación de este blog en Julio del 2007 hemos seguido atentamente la evolución de los lectores de QR-Codes.  La falta de lectores compatibles ha sido uno de los principales frenos al desarrollo de los códigos 2D junto con la disponibilidad de terminales preparados, la competitividad de las tarifas de conexión a internet móvil, la falta de cultura de instalación de aplicaciones y la movilización de los contenidos (en breve publicaremos un post sobre estos “frenos” y el estado actual).

>> Continue reading

¿Y cómo se lee un QR-Code?

Seguramente es una de la preguntas del millón sobre este tema y aún no la hemos respondido aquí. Es muy fácil… ¡FALSO!

Piedra Rosetta

Los fabricantes de software y de teléfonos se van poniendo de acuerdo poco a poco y los nuevos móviles van incorporando esta funcionalidad de serie. Mientrastanto hay que descargarse los programas a través de SMS, internet, pasarlos por Bluetooth… En resumen, aún no es una tecnología muy trasparente.

En la pestaña “Lectores de QRCodes” os proporcionamos una selección de distintas webs dónde conseguir un lector.

Como vamos repitiendo en los diferentes posts, esta tecnología cuenta con un alto grado de penetración en Japón debido a que utilizan terminales móviles más avanzados y a que se han acordado unos standards con mayor rapidez.

¡Hay que estar preparado!That is the 1M$ question and we haven’t answered it yet in a post. t is very easy… FALSE!!Piedra Rosetta

The software and phones companies are slowly agreeing and new terminals are including this feature. So far, in order to be able to decode a QR in our cellphone we need to download applications through SMS, internet or via Bluetooth. It is far to be an invisible and transparent technology.

In our tab “QR-Code Readers” we collected a series of webs where you can find different readers.

As we repeat in different posts, this technology has a high penetration degree in Japan since they use more advanced cellphones and have agreed in standards more efficiently.

¡We have to be ready!