1 aplicación + 1 curiosidad

En las tarjetas de visita se puede imprimir (por el mismo precio que el resto del contenido) un QR-Code con la información. Lo interesante es codificar una URL o incrustar un archivo vCard (.vcf) para así poder pasar la información capturada al Outlook o a la agenda del teléfono.

Curiosidad: Es ritual en Japón antes de iniciar una reunión de trabajo o una charlar de negocios entre gente que no se conoce intercambiar tarjetas. Si no se conoce el puesto/posición de la persona no sabrán que tratamiento darle.

La tarjeta se entrega y se recibe con ambas manos y se mira mostrando respeto e interés (si puede ser sincero) y luego se guarda. Sería grosero coger la tarjeta y metérsela en el bolsillo sin antes haberla mirado un poco.

Suponemos que no de forma tan extrema y compulsiva como Patrick Bateman en esta escena de American Psycho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *